sábado, 3 de diciembre de 2011

VER AMANECER

Son las 5 de la matina y es Sábado. No tengo que madrugar, estoy en mi semana festiva  del curro y hasta el Lunes a las 2 PM mi vida es mía. Lo que pasa es que anoche ya deambulaba como un zombi desde las 9 y a las 10, como el que no quiere la cosa, me metí en la piltra y he amanecido ahora más fresco que una lechuga. Mi reloj biológico es el que funciona bien y si él dice arriba, yo arriba. Será por currar siempre de noche...O no!... Bueno da igual, la cuestión es que me ENCANTA!


Barcelona 3 Diciembre 2011. Desde casa




Así, a bote pronto, se me ocurren un par de razones por las que me gusta tanto este tipo de madrugones sin esfuerzo. La 1ª es porque aprendo que no tengo que vivir como me digan o como está establecido en la "lógica biológica" de los demás, o de la mayoría al menos. Levantarse a las 5 AM no suele asociarse a placer y disfrute sino a obligación y despertador.

Siempre "se ha dicho" que la noche es mala. Es dura para trabajar. Que si los ciclos del sueño. Que si el humano tiene que dormir de noche y vivir de día. Y en estas afirmaciones no suele haber discrepancia, es tan cierto para el resto como por ejemplo (BANCOS=USUREROS SARNOSOS).


Yo pienso diferente respecto a esto(NO el ejemplo, que pienso lo mismo de los bancos). Creo en la capacidad de adaptación bestial que tenemos. Yo cambio el horario de dormir habitualmente y no acuso ningún mal,( y cuando voy al médico me diagnostican exactamente igual que a los demás) es más, creo que incluso vivo más alegre. No por trabajar de noche sino por ir reventando la rutina, intento no dejarla que coja forma. Para mí, el truco está en vivir siempre como un niño o como un tontico, entusiasmándote con todo, ilusionándote con "hacer cosas". A mí me emocionan hasta los problemas, no sé...me pone encontrar soluciones a lo que sea. Intento buscar 1000 alternativas y me pierdo en mis mundos de Yupi valorando la mejor opción hasta la extenuación. Y me lo paso bien. Pero...Bueno yo soy un poquillo rarete y obsesivo (En su medida funciona "de cojones")


La 2ª razón es la mejor. Estos madrugones me gustan sobretodo por VER AMANECER.
Y ver amanecer no me refiero a que se te haga de día camino del trabajo o haciendo cosas. Ver amanecer es un acto consciente en el que te preparas un ratillo antes, en el que no tienes ninguna prisa. Sólo dejar la mente tranquila y serena y contemplar el espectáculo, y no tras el cristal de una ventana, la ventana tiene que estar abierta porque no sólo hay que verlo, también hay que sentirlo. Si hace un poco de frío es aún mejor, te abrigas y lo vas sintiendo mientras lo contemplas. Merece la pena.


Sé que suena un poco ñoño, qué releo lo que escribo! jeje, pero también sé que pasamos por alto situaciones en las que podríamos experimentar sensaciones intensas, agradables y sobretodo gratis jejeje.
 Probad a ver un amanecer que seguro hace mucho que no lo hacéis, o no...





7 comentarios:

Oscar dijo...

De paso podías haber ido a buscar churros...Se de una persona que te lo hubiera agradecido.Aunque igual si que lo has hecho.
Tienes razón...que jodido es ver amanecer cada día yendo al trabajo !!!!!!

veronica lavín dijo...

Yo al trabajo no, pero tengo que ver amanecer yendo a clase y sí, no mola nada! He visto pocos amaneceres en mi vida, soy más de anocheceres. Ver salir la luna tras las montañas mientras caen las lágrimas de San Lorenzo fue una experiencia increíble!!! :D
P.D.: me encanta la palabra "tontico" jajajaja

J. Fernando Capriles H. dijo...

Muy cierto Migel-on, la vida o las obligaciones heredadas nos hacen olvidar que la vida tiene otras dimensiones más allá del día a día, claro, sin quitarle la importancia que puedan tener para cada cual, pero nos dejamos envolver de tal manera que perdemos contacto con la naturaleza y noso-tros mismos.
El ocaso del 27 del mes pasado, los pocos que volteamos a ver esa parte del cielo pudimos disfru-tar de un hermoso espectáculo (que de paso es gratis), el fenómeno llamado “luna vieja en brazos de la nueva”. Simplemente es indescriptible, hay que vivirlo para sentirlo.
Para concluir, sonará, pero no son ñoñadas.
Saludos desde el trópico.

Vanser dijo...

Nunca vi amanecer Barcelona, aunque deber ser tan maravilloso como ver amanecer Madrid.

MC dijo...

Tu penúltimo párrafo me ha hecho casi vivirlo... Lamentablemente hace años que no veo amanecer de esa manera. Los únicos amaneceres son los del domingo de vuelta de la juerga. Y es una verdadera pena, sí. Me acaban de entrar ganas de intentarlo algún día...

Miguel-on dijo...

Oscar, verlo camino del trabajo no es lo suyo aunque sé que tú ves alguno que otro bien visto :P Un saludo company..

Verónica los ocasos o anocheceres son más fáciles, no hay que madrugar :P Prueba a pegarte madrugón un día y me explicas. Me gusta que te guste "tontico" yo lo soy jejee... Un saludico Guapa.

Fernando, caballero. Siempre es un placer recibir tus comentarios. Además siempre van impregnados de conocimientos y eso es un lujo. Gracias por comentar un abrazo.

Vanser, Guapa. Estoy seguro que son tan bonitos los de Barcelona como los de Madrid. Un abrazote.

MC... Me encanta que te haya hecho casi vivirlo, de verdad. Inténtalo y explica tus sensaciones que sé que serán dignas de leer. Un besote Guapetona.

Ariadna dijo...

hola que tal! estuve visitando tu blog y me pareció interesante, Me encantaría enlazar tu blog en los míos y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestras páginas. además estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes!.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos